domingo, 16 de mayo de 2010

ENCUENTRO CON AGUSTÍN LARA

Se trataba de reunir a la “Familia Agustín Lara” en torno a la grandiosa obra del inolvidable compositor. Contábamos con la preciosa amistad de grandes personalidades, artistas, amigos, músicos  y colaboradores del maestro. Entonces se nos ocurrió organizar un evento al que llamaríamos “Encuentro con Agustín Lara”  y sería el domingo 9 de Septiembre de 1984 a las doce del medio día.

El Lugar: el Teatro “Hermanos Zavala” entrañable lugar con que contábamos en casa la familia Abaroa Suzarte.

El Objetivo: dar a conocer el “Museo de Agustín Lara” y la oportunidad de contemplar a ese incomparable grupo de monstruos sagrados.

Los invitados: doña Angelina Bruschetta, compañera del maestro de 1928 a 1938; don Juan Arvizu, que fue su punto de apoyo en el despegue de su increíble carrera; Las “Hermanas Águila”; Amparo Montes; Alejandro Algara; Jorge Fernández; Salvador García; don Antonio “Chacho” Ibañez;  Alvarito; el exgobernador veracruzano Lic. Marco Antonio Muñoz que fue quien le regalo la casita blanca del Puerto Jarocho; el “Bribón” Fernando Ocampo; doña Laura Fernández Vda. de “Raulito, el Cartero del Aire”; el musicólogo Héctor Madera Ferrón y su esposa la retratista Isabel Alarcón; su escultor de cabecera Humberto Peraza; el Juez José María “Chema” Lozano y algunas otras importantes personas.


Las atenciones especiales: Pusimos especial empeño en las atenciones a doña Angelina. Desde dos días antes del evento, Cristy y yo nos trasladamos a la ciudad de Puebla para trasladarla muy tranquilamente a la ciudad de México acompañada de su nuera y de su nieta. Ya cómodamente instalada  en un departamento adyacente a nuestra casa, Cristy con mucho cariño la llevó al salón de belleza y a ese otro tipo de necesidades. También apapachámos con mucho cariño a ese señorón llamado Juanito Arvizu quien aunque  estaba sufriendo problemas de tipo cardiaco aceptó asistir para lo cual nos organizamos para recogerlo, cuidarlo y retornarlo a su casa.

En general agradecimos mucho la presencia y buena disposición de todos los asistentes que indudablemente la pasaron muy bien.

Alvarito Ruíz del Hoyo, quien en aquel tiempo trabajaba como pianista del restaurante Rioma propiedad de don Mario Moreno Reyes, “Cantinflas”, me había asegurado de que don Mario, su compadre,  asistiría al evento, pues le manifestó que le gustaría mucho ver y saludar a “La Güera” Bruschetta y a ese grupo de entrañables personajes, pero resulta que un par de horas antes de pasar por él, tuvo un fuerte disgusto provocado por su hijo Mario Moreno Ivanova  privándolo de darse semejante gusto.  


El Programa: a las doce de medio día se inició el arribo de todas las personalidades que nos honraron con su presencia. La recepción inicial fue en la amplia cochera que en esa ocasión funcionó como salón de estar, se ofrecieron aperitivos, refrescantes y algo de bocadillos.

La Orquesta de Solistas de Agustín Lara, con sus atriles y partituras originales, estuvo presente a lo largo de todo el evento. Nos satisfizo mucho comprobar que todos los músicos integrantes de esa memorable orquesta (tanto los sobrevivientes como los nuevos), se encontraban muy motivados por poder convivir una vez mas y después de tanto tiempo con tan queridos artistas.

A las 12,45 cuando consideramos que ya estaban presentes la gran mayoría de los participantes, pasamos al Teatro en cuyo vestíbulo se encontraba semioculto el museo próximo a su develación.

Ya instalados los asistentes en la butaquería y afortunadamente con lleno completo, se inició la añorada función con la inolvidable rúbrica de Agustín Lara ejecutada por la Orquesta de Solistas dirigida en esa ocasión por don Manuelito Nuñez.

Al término de la rúbrica, abriéndose el telón, aparecieron cobijados en un inolvidable aplauso las figuras de doña Angelina Bruschetta y de don Juan Arvizu, quienes después de asimilar el emocionante momento procedieron a tirar de los dorados cordeles que accionaron la cortina con la que estaba cubierta la vitrina que contenía entre otras cosas, un traje de vestir, encendedores, guantes, billetera, agenda, mancuernillas, anillos, máquina de escribir, radio de mesa, y demás objetos que en su tiempo pertenecieron a don Agustín Lara.

Al finalizar tan emotivo acto, apareció en el escenario Alvarito ejecutando en un precioso piano blanco cuarto de cola música de “El Flaco de Oro”, cabe comentar que a un lado del piano, recordando los muy personales gustos de don Agustín, lucía una botella de cognac Martell Cordon Blue,  una copa cognaquera servida,   un cenicero de base a un cigarrillo encendido, una cajetilla de Pall Mall largos y   una pequeña réplica de la famosa estatua de Lara obra de Humberto Peraza en un precioso bronce que facilitó el escultor, quien también estuvo presente.

Para completar la profunda emoción, se proyectó sobre el ciclorama una diapositiva que se logró seleccionar entre una buena cantidad la imagen de don Agustín tocando el piano.

Los detalles de la proyección se hicieron coincidir sobre el blanco piano y la figura del maestro lucía medio velada, medio fantasmal, sobre la tapa del mismo, dando tal  impresión que abundada por las armonías larescas emanadas de las manos de Alvarito, hizo brotar las lagrimillas en muchos de los presentes.     

En seguida, el insigne artista Javier Zavala, décimo integrante del famoso grupo “Los Doce Hermanos Zavala” y su arpa clásica, ofreció un popurrí de pronóstico reservado entrelazando distintos temas musicales de la inspiración Larista.

Como número siguiente, se proyectó un audiovisual previamente preparado a base de imagen y audio haciendo mención de cada uno de los asistentes en relación con alguna melodía con que se les identificó y  como número final, para finalizar tan memorable evento, la Familia Abaroa Suzarte ofreció a tan dilecto público un popurrí interpretado con base en la guitarra de Cristy jr., cantando a cuatro armónicas voces con la satisfacción comprobada de que fue del absoluto gusto del tan especial y conocedor  público.

Una vez terminado el evento en el citado teatro, todos los asistentes arribaron nuevamente a aquel salón que antes sirvió como recepción ahora convertido en un comedor de diez mesas con ocho sillas perfectamente enmanteladas, envajilladas y exquisitamente servidas para ofrecer a los asistentes con el merecido cariño un verdadero banquete elaborado todo por Cristy, la señora de la casa.
  
Durante la comida, el ambiente estuvo vestido musicalmente por esa inconfundible  orquesta y ya a los postres, por iniciativa de Alejandro Algara, cada uno de los artistas presentes interpretó una ó dos canciones de nuestro compositor consentido. Esa fue la última vez que se le oyó cantar a Juanito Arvizu, nunca olvidaremos su “Solo una vez”, cuando en su último verso dice: Por ser tu vanidad tan exquisita, con toda tu maldad y tu altivez, daría yo mi sangre muñequita, porque tu me besaras otra vez.

Don Juan Arvizu Santelices, “El Tenor de la Voz de Seda”, todo un  caballero, ejemplar Queretano, falleció el 14 de Noviembre de 1985 solo un año dos meses después de haberlo tenido con nosotros.     

Esta foto es un sutil recuerdo del encuentro de dos monstruos sagrados en torno a la figura de don Agustín Lara: doña Angelina Bruschetta y don Juan Arvizu después de mucho tiempo de no haberse vuelto a ver. Atestiguan el inolvidable momento don Antonio “Chacho” Ibañez, Héctor Madera Ferrón, el tenor Salvador García, Esperancita Águila, primera voz del famoso dueto y Alejandro, el mas pequeño de los hermanos Abaroa Suzarte quien micrófono en mano aparece capturando el audio  de los momentos clave.  


2 comentarios:

  1. Muy buen relato de tan bella reunión. Quiero saber de uno de los trompetistas de la orquesta, creo que le decían el Chino. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Que increible el homenaje al Maestro Agustin Lara, y entre ellos un amigo mio del alma don Antonio "Chacho" Ibañez, me gustaria enormemente estar en contacto con el mi direccion por email es carlanovelo@yahoo.com.au
    Mi nombre de soltera era Concha Novelo, gracvias a al "Chacho" Conoci al maestro Lara y a Imelda Marcoz con la cancion hermosisima Ëstoy Pensando en ti..."

    ResponderEliminar